La escuela de idiomas Kingsbrook ofrece clases de Castellano y catalán a refugiados Ucranianos.

Dos alumnas recién llegadas de Ucrania, acaban de comenzar y abren sus puertas para todo aquel que puedan acoger y enseñar el nuevo idioma con el que van a tener que lidiar.

Además, en la entrada recaudan alimentos, que nos ofrecen recoger antes de la fecha de salida para poder llevarlo a Polonia.

www.kingsbrookbcn.com