En la autopista alemana detienen los vehículos de la expedición.

Al comprobar que somos una expedición apoyada por el consulado de Ucrania en Barcelona, que vamos con destino Cracovia y enseñar todos los papeles conforme certifica que lo que les decimos es cierto, no ponen problemas y nos dejan seguir nuestro camino.