Llega la noche, pero en el trayecto de ida, ¡no se para!

Mientras los demás descansan dónde pueden, entre cajas, el autocar y la furgoneta viajan durante la noche, con la intención de que amanezca a la altura de la mitad de Alemania.

¡Hoy, a las 10 am, ya están en Chequia, dirección Pilsen!

La distancia con el objetivo final se está acortando.